Marca, razón social y derechos de autor: Lo que un emprendedor o empresario debe tener en cuenta antes de iniciar su actividad en Colombia.

Todo emprendedor o pequeño empresario con una idea de negocio o una empresa o compañía en marcha, debe tener claro la diferencia legal entre los efectos jurídicos de registrar el nombre como razón social de su empresa ante la Cámara de Comercio y el nombre como marca de su producto o servicio ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

El registro de la razón social de una empresa ante la Cámara de Comercio.

La Cámara de Comercio en Colombia (personería jurídica) es el ente privado ante el cual se registra y crea una empresa para obtener personalidad jurídica y realizar actos de comercio en Colombia. La razón social es el nombre con el cual se registra la empresa y que la va a identificar en su actividad comercial. Ejemplo de razón social: La Alambra S.A.S. (sociedad de acciones simplificadas). Ninguna razón social puede ser igual a otra y por ello no existen dos empresas distintas con el mismo nombre en Cámara de Comercio, pero la razón social es el nombre con que se registra una persona natural o jurídica para quedar facultada de realizar actos de comercio, pero éste nombre no queda protegido como uso exclusivo del producto o servicio que ofrece la persona en el mercado.

El registro de la marca ante la Superintendencia de Industria y Comercio.

La Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) es el ente facultado por ley para llevar lo relativo al registro de las marcas (propiedad industrial), siendo la marca el distintivo del producto o servicio, mediante una denominación, signo o medio material, de una persona natural o jurídica de otros productos o servicios  ofrecidos en el mercado, y además le da el derecho de su uso exclusivo a quien lo registre como tal. Igualmente es la SIC la competente para registrar las patentes sobre inventos tecnológicos y da el derecho exclusivo para el uso de esa tecnología creada. Ejemplo de marcas son el distintivo del producto o servicio de forma denominativa (nombre, palabras) o figurativa (emblema, logo, diseño, etc) o mixto (uso denominativo y figurativo).

El registro del derecho de autor ante la Dirección Nacional de Derecho de Autor.

La Dirección Nacional de Derecho de Autor (DNDA) lleva el registro de las obras literarias, científicas y artísticas (propiedad intelectual y no industrial), siendo que el registro de la misma lo que persigue es reconocer la autoría en la creación de la obra inmaterial del intelecto humano que le da derecho morales y económicos sobre la explotación de la obra. Ejemplo de obras que deben registrarse en la Dirección Nacional de Derecho de Autor son las científicas, literarias, musicales, software, teatrales, cinematográficas, esculturas, pinturas, dibujos, grabados, litografías, comics, fotografías, etc.

Efectos jurídicos del registro de la marca y de la razón social.

Así tenemos que La SIC es la competente en el registro de propiedad industrial como lo son las patentes y marcas cuando se quieren usar como un distintivo de otros productos y/o servicios del mercado. En el caso de las patentes incluso que el invento tecnológico no pueda ser reproducido por sus competidores sin autorización del creador del inventor.

En la Cámara de Comercio cuando se registra una empresa y se le da un nombre o razón social es para hacer actos de comercios como persona jurídica o natural y se le otorga en ambos casos, personería jurídica para desarrollar su objeto social (actividad de la empresa, compañía, corporación, fundación, etc), pero no le da derecho a que su nombre sea distinguido en el comercio como símbolo distintivo de un producto o servicio que otro no pueda usar.

Si una empresa desea que su mismo nombre de razón social y su logo identificativo sean registrados como marcas distintivas, entonces se debe hacer el proceso de registro de marca ante la SIC. El registro de una marca no otorga personería jurídica al titular de la marca para hacer actos de comercio, lo que el registro le da derecho es que el signo distintivo no pueda ser usado por sus competidores en el mercado.

Para aclarar esta situación, se destaca que puede existir una empresa cuya razón social en Cámara de Comercio sea la compañía “Tequendama SAS” y puede tener registrada la marca denominativa “El Salto”, pero puede existir una empresa registrada en Cámara de Comercio con la razón social “El Salto, Ltda.” y tener una marca registrada con el nombre de “Tequendama” y nada tienen que ver una empresa con la otra. La marca lo que permite es que ninguna otra empresa o competidor pueda usar las denominaciones “El Salto” y “Tequendama” para distinguir un producto o servicio en el mercado colombiano.

Lea también: Un buen diseñador gráfico vale oro.

Al registrar la marca en la SIC, el titular del registro tiene el derecho exclusivo de impedir a terceros que comercialicen productos y ofrezcan servicios idénticos o similares a los suyos con marcas iguales o similares, con el fin de evitar que los competidores se aprovechen del mercado ya creado por una marca de prestigio y que los consumidores se confundan y adquieran el producto o servicio de otro empresario por error.

Es así que una persona natural puede registrar en la SIC una marca denominativa sin tener registrada previamente una empresa con razón social en Cámara de Comercio y cuando acuda a registrar su empresa con la misma denominación de la marca, se puede encontrar que dicho nombre esté libre o ya esté registrado en Cámara de Comercio y viceversa.

Por tanto, primero el interesado, emprendedor o empresario que posea o no una razón social registrada en Cámara de Comercio, debe realizar la búsqueda de antecedentes marcarios antes de solicitar el registro de la marca, para verificar si existen registradas o solicitadas con anterioridad, marcas iguales o parecidas que identifiquen iguales o semejantes productos o servicios que puedan obstaculizar el registro de la marca.

En razón de lo antes señalado, el emprendedor o empresario debe analizar primero si  se formaliza ante la Cámara de Comercio para crear su compañía, poseer un documento constitutivo de la misma, dar una razón social (nombre) a su actividad comercial, obtener una identificación fiscal ante el gobierno colombiano, empezar a pagar impuestos, etc; o si por el contrario solo le interesa registrar su producto o servicio bajo un símbolo distintivo como marca ante la SIC, a los fines que el mismo no pueda ser usado por sus competidores de mercado; o si le interesa registrar ambos casos, es decir, una razón social con personería jurídica y una marca. Ambos casos tienen efectos jurídicos con derechos y obligaciones en la legislación colombiana y tienen sus ventajas y desventajas.

Para finalizar debemos expresar que las marcas que se desean registrar están clasificadas según el tipo de actividad comercial o civil, mediante la Guía del protocolo de Niza que comprende 45 Clases de productos y servicios. Así tenemos que de la clase 1 – 34 se refiere a productos (químicos, biológicos, farmacéuticos, etc) y de la clase 35 – 45 se refiere a servicios (médicos, publicidad, marketing, jurídico, etc). Entonces hay que clasificar la marca que se desea registrar en el tipo de clase de Niza y que el interesado también tiene la opción ante la SIC si se desea que la marca sea registrada solo en Colombia o en otros países, conforme al tratado de Madrid y los países miembros de dicho tratado.

Escrito por:

Iván Fernando Ramones Guevara

Abogado